Utilizamos cookies propias para mejorar nuestros servicios mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Política de cookies

No pedir ni un día libre en 25 años, ¿premiado y ejemplar?

Escrito por Open Building. Publicado en blog

Hace muy poco hemos sabido de esta “curiosa” noticia. Un conjunto de trabajadores taiwanés ha sido galardonado por su empresa. ¿Ventas, objetivos, equipo..? Nada que ver, el galardón viene dado por una cuestión de “Días libres no disfrutados”.

No pedir ni un día libre en 25 años, ¿premiado y ejemplar?

La mejor marca para la empresa

La propia empresa (Compañía de Ferrocarriles de Taiwán), ha enviado un comunicado informando sobre la increíble marca que representan estas personas para la empresa. De hecho es curioso, cómo la Compañía hace hincapié en otros aspectos de la asistencia; como no haber pedido permisos de baja por enfermedad desde que entraron.

¿Satisfacción o necesidad?

Es entonces cuando nos preguntamos, si realmente estas personas lo han hecho por una cuestión de cultura y costumbres o de necesidad. El Director de la empresa señala que están muy escasos de personal desde hace tiempo, lo cual podría dar que pensar.

En cualquier caso, desde nuestro punto de vista, el premio al empleado debería ser por un trabajo bien hecho, unos objetivos cumplidos…. Logros medibles y realmente satisfactorios para la persona galardonada.

El hecho de no haber disfrutado de ningún día libre durante 25 años (de las vacaciones no hay mención en el comunicado) creemos podría no ser demasiado satisfactorio para estas personas.

Es entonces cuando debemos valorar qué prima en muchas empresas: el rendimiento sistemático del empleado (independientemente de su sentimiento a nivel empresa) o la satisfacción que le puede producir llevar a cabo determinadas tareas por las consecuencias que le podría suponer (y no hablamos de un premio por no faltar, sino incentivos económico-emocionales por haber conseguido logros para la compañía que le son atribuidos directamente).

Hablamos de Taiwán, distinta cultura y diferentes percepciones del trabajo. No obstante, no deja de ser un comportamiento humano dentro de una compañía. ¿Qué opináis al respecto?

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

PARTNER

OPENBUILDING S.C.
Luis Mitjans, 18 - 28007 MADRID
630 033 259
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
Aviso Legal

Copyright © 2014 Openbuilding s.c.