Utilizamos cookies propias para mejorar nuestros servicios mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Política de cookies

Oficinas diáfanas, y sin usar una pizca de papel

Escrito por Open Building. Publicado en blog

Las oficinas sin papeles tienen los días contados, tal y como reza esta noticia. Y es que cada vez son más las empresas que se unen a la persecución de los espacios diáfanos como respuesta a la comunicación entre empleados. 

 Oficinas abiertas, la comunicación para todo.

     En una entrada anterior, hablábamos de las ventajas y desventajas que suponen las oficinas sin paredes y cómo esto puede mejorar nuestra percepción de la empresa e incluso mejorar la fidelidad. Y aunque la comunicación entre todos, y el libre uso de todo nuestro espacio suena tentador, nunca está de más prestar atención a algunos detalles que pueden afectarnos si tomamos una decisión importante. 

Como empresa, las oficinas diáfanas y sin papeles suelen tener una buena aceptación entre empleados y siendo mejor valoradas de cara al publico haciendo que la gente quiera trabajar con nosotros, pero conlleva ciertas responsabilidades por parte de ambos y es que debemos estar preparados tecnológicamente para ello.

Cabinas de teléfono, salas de conferencia de libre uso y equipamiento para que no necesitemos realmente papeles, ni calendarios ni paredes es un compromiso muy grande por parte de la empresa que requiere, al inicio, una inversión alta.

Por parte del empleado debemos centrarnos en la productividad, ya que estos nuevos espacios revolucionarios que traen consigo multitud de espacios de ocio puede actuar en contra de nosotros y volvernos más distraídos. Utilizar las salas de ocio realmente cuando las necesitemos, no utilizarlas más que el tiempo necesario y tener presentes que al final del día debemos tener el trabajo al día debe ser un mantra en cada uno. Saber medir nuestros picos de productividad y utilizarlos a nuestro antojo es la clave para que este nuevo concepto cale en todas las empresas y podamos sacarlo hacia delante. 

Es evidente que las oficinas diáfanas requieren un compromiso por parte de ambos, y si cumplimos, este nuevo concepto va a funcionar. 

¿Qué creéis vosotros? ¿Es aplicable este concepto a vosotros?

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

PARTNER

OPENBUILDING S.C.
Luis Mitjans, 18 - 28007 MADRID
630 033 259
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
Aviso Legal

Copyright © 2014 Openbuilding s.c.